Eduardo Barco, en balancín

¿Cómo será ver una exposición sin saber de historia del arte, teniendo como única referencia lo que se tiene delante de los ojos? Me lo pregunto durante la visita guiada que Eduardo Barco (Ciudad Real, 1970) nos hace por su exposición a punto de inaugurarse en el espacio Tasman Projects. En un vistazo rápido surgen etiquetas valiosas para los reseñadores de exposiciones: abstracto, geométrico, lineal, minimalista. Pero si el arte que se mira es valioso, como es el caso, los adjetivos se quedan cortos rápidamente. Sólo el artista mediocre se encuentra cómodo entre ellos. A diferencia de los directores de recursos humanos, no me fío demasiado de quienes saben definirse a sí mismos.

Eduardo Barco es, en palabras del comisario Alfonso de la Torre, un artista que se pasea por las vanguardias abstractas del siglo XX. Su camino personal parece haberse hecho en un vagabundeo atento por la obra de Palazuelo, Gerardo Rueda, Blinky Palermo, Ellsworth Kelly. Como buen vagabundeo, no es lineal ni unidireccional: en toda formación artística el creador avanza y también retrocede, revisitando las enseñanzas que pensaba aprendidas. Es cierto que Barco es un heredero de la rica tradición geométrica, pero eso no evita que su inspiración proceda de otras fuentes. Él mismo reconoce que es un ávido mirón, visitante asiduo de exposiciones. Es por eso que uno es capaz de advertir ecos de La danza de Matisse en uno de sus dibujos recientes. Voluntariamente o no, en la retina de un artista inquieto se sedimenta todo lo que pasa ante sus ojos.

Para el buscador de pistas que debe ser el buen historiador del arte, el dibujo es mucho más revelador que la pintura. Un cuadro terminado parece tener la apariencia que le estaba destinada desde su mismo origen. El dibujo es donde Eduardo Barco dice sentirse más cómodo, y a través de él afirma y a la vez desmiente sus influencias. Junto a ese dibujo que recuerda a Matisse hay otro donde la trama lineal evoca obras de Equipo 57 pero donde el color, acuoso, habla de un arte más sensual. A diferencia de un cuadro, cuya composición debe tener clara en la cabeza antes de empezarlo, cuando Eduardo Barco dibuja su mano y su cerebro andan y desandan juntos. No hay mejor ejemplo que su serie titulada Suite San Fernando, llenos de tensión entre el lleno y el vacío, entre la sencillez y la acumulación, entre la línea firme y la línea borrada.

Los fructíferos titubeos de Eduardo Barco se expresan también en tres dimensiones. Escultor y diseñador de muebles además de pintor y dibujante, sus obras abstractas con tablas de madera nos dicen lo mismo que sus dibujos. En ellos hay un equilibrio incierto y un respeto absoluto por el material. Sus ensamblajes están hechos con piezas recicladas y muestran la misma fragilidad compositiva que sus dibujos; son, piensa uno, piezas susceptibles de cambiar en cualquier momento. Es muy revelador que sea con una escultura y no una pintura con la que Eduardo Barco afirma sentirse más identificado. Se trata de E37, Equilibrio, que reproduce una suerte de balancín, donde dos pequeñas piezas de madera abstractas reposan sobre los extremos de un listón que, a su vez, descansa sobre un eje peligrosamente delgado. La pieza, prácticamente lo último que uno ve antes de salir a la calle, define perfectamente la obra de su autor.

Cuando el paseante de las vanguardias se queda quieto y empieza a trabajar lo hace sobre un frágil equilibrio. Desdoblado, Eduardo Barco se sienta en ambos extremos de un balancín: en uno, el estudioso de los maestros; en otro, el artista soberano.

La exposición de Eduardo Barco Callar Hablar Destruir Construir, comisariada por Alfonso de la Torre, se inaugura el sábado 4 de febrero y podrá verse hasta el 15 de marzo en Tasman Projects. Calle Ferraz, 84. Madrid.

In English

barco
E32, 2014. Madera y pintura, 38 x 52 x 21 cm.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s