Un artista a estrenar

Cada año que pasa voy definiendo con más precisión un catálogo de mis reacciones cuando visito exposiciones de arte. Caben todas las emociones posibles, desde el tedio hasta el sobrecogimiento. Como en cualquier ámbito de la vida, predominan los tonos intermedios: alegrías moderadas, decepciones moderadas, bostezos de indiferencia. Pocas veces al año –dos o tres,…