Ejemplo de Ricardo de Orueta

Lo había escuchado o lo había leído, pero nada lo prepara a uno para ver en televisión –por sorpresa y sin previo aviso, como acostumbran a hacer las cadenas más morbosas– cómo un joven con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda es lanzado al vacío desde lo alto de un edificio….